La hipnosis es la mejor técnica conocida para producir cambios rápidos y espectaculares en problemas emocionales y conflictos psíquicos. Tratada de una forma profesional se convierte en una técnica que potencia y utiliza los recursos internos naturales, restableciendo el equilibrio emocional, y consiguiendo de una forma más rápida, eficaz e inocua la resolución de los conflictos psíquicos.

En hipnosis las personas se encuentran en un estado de máxima concentración y receptividad, creándose un entorno muy adecuado para el uso de las técnicas cognitivas, conductuales y dinámicas que se usan en la Hipnosis Profesional. La diferencia a favor de la hipnosis, es que el paciente acepta estas sugestiones sin la barrera crítica y censora del hemisferio izquierdo o racional, posibilitando un acceso eficaz a procesos inconscientes que conlleva cambios significativos en la conducta, estado de ánimo, percepción y memoria.

Durante una sesión de Hipnosis Profesional Resolutiva y Efectiva, la parte consciente se desconecta y la inconsciente, que es la que influye en las funciones físicas y mentales, hace que sean receptivas a cambios para moldear la conducta y la extinción de trastornos de la personalidad. De esta forma, se favorece que el inconsciente de la persona genere sus propios recursos creativos y obtenga una solución para sus  problemas.

Durante el estado hipnótico hay una concentración más elevada, con el propósito específico de maximizar el potencial, cambiando creencias y comportamientos limitantes y ganando mayor visión interior, perspicacia, y más sabiduría, mayor agudeza, sagacidad, ingenio y lucidez de uno mismo.

En la actualidad la Hipnosis Profesional, es una disciplina absolutamente independiente de cualquier otro tipo de terapia, cómo puede ser la psicología, la psiquiatría, la medicina, etc.