En general, se tratan todos aquellos casos que tengan una raíz psicológica o psicosomática: Adicciones como el tabaco, el alcohol, las dogras, la ludopatía; y otras patologías como la fobia, la depresión, el estrés, la ansiedad, problemas sexuales, duelos, entre muchas otras.

Solicitar Cita